viernes, 15 de noviembre de 2013

video

El monasterio de san Salvador de Celanova fue fundando en el siglo X, por una de las personas más destacadas e influyentes de Galicia de estas fechas. Fue el mismo San Rosendo, obispo de Mondoñedo y Santiago y creador del monacato en Galicia. Por su fundador, es a veces llamado monasterio de San Rosendo. De esta época tan sólo se conserva en el interior del recinto, la pequeña pero interesante capilla de San Miguel, S. X. Debe su importancia a su estilo mozárabe, lo cual la convierte en una joya del arte en Galicia.

El monasterio adquirió importancia hacia el año 1500, hasta el punto que el mismo Carlos I pensó en retirarse aquí, aunque al final se decantará por Yuste por su clima más benigno.

La iglesia se comenzó a finales del siglo XVI, acabándose las obras en el año 1687. Nos encontramos ante un ejemplo de transición entre el renacimiento y el barroco. La fachada que se divide en tres tramos, está llena de elementos decorativos como son las columnas corintias de la parte central. Las figuras de San Rosendo, San Benito y San Torcuato se presentan bajo unas hornacinas en la parte superior.

La planta es de cruz latina y destaca la cubierta abovedada y la gran cúpula del crucero. Un magnífico retablo barroco y magníficas sillerías de estilo gótico y barroco creadas por el imaginero Francisco Castro adornan el templo. Además de la magnífica iglesia es preciso nombrar los dos claustros. El Procesional o Viejo del año 1550 y  otro más sencillo de lineas que data de los años 1611-1722.

En el siglo XIX llegó la desamortización, lo que llevó al abandono del cenobio. Las edificaciones fueron adquiridas por el ayuntamiento y la iglesia se convirtió en templo parroquial honrando a San Rosendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario